Cinco formas sencillas de hacer que tus redes sociales sean más inclusivas

Hace un tiempo escribí sobre el diseño inclusivo, por estos días me topo con la necesidad de que las redes sociales sean más inclusivas. Y es que para la mayoría, disfrutar y usar las redes sociales es una experiencia relativamente sencilla. Muchos de nosotros accedemos a nuestras plataformas favoritas varias veces al día y, a veces, es lo primero que comprobamos por la mañana y lo último que vemos por la noche antes de dormir.

Pero todas nuestras experiencias no son iguales. Para una gran parte de la población mundial, uno o más de sus cinco sentidos está afectado. Lo que impacta enormemente la experiencia que tienen en línea.

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que 1.300 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad visual. Y aproximadamente 253 millones experimentan una discapacidad visual grave o ceguera total. Esa es una gran parte de la población mundial que tiene que utilizar programas de conversión de texto a voz o lectores de pantalla para navegar por el mundo digital.

También hay aproximadamente 466 millones de personas en el mundo que son sordas o tienen problemas de audición. Si no estamos haciendo el esfuerzo de ser amigables con la accesibilidad en línea, las experiencias de estas personas se ven obstaculizadas.

Afortunadamente, existen funciones integradas directamente en las plataformas sociales. Y mejores prácticas sencillas que garantizan que tus redes sociales, ya sea para una marca, una organización o para ti como marca personal, sean accesibles para todos. Hoy te las comparto.

5 formas de hacer que tus redes sociales sean más inclusivas

1. Conversa emoji

Desde su creación en 1999, los emojis se han convertido en una gran parte del panorama digital, especialmente en las redes sociales. Se ven en el marketing convencional, están disponibles en servicios de correo electrónico como Gmail y se integran en ventanas de redacción en las plataformas sociales.

Un estudio reciente realizado por la compañía de análisis de redes sociales Quintly reveló que casi la mitad de las publicaciones en Instagram durante la primera mitad de 2019 usaban emojis en los subtítulos. Sus hallazgos también descubrieron que más emojis generalmente resultan en un mayor compromiso. Sin embargo, si deseas que tu contenido social sea popular e inclusivo, considera lo siguiente: cuando alguien usa un lector de pantalla o un programa de texto a voz para leer un emoji, escucha la descripción asignada para ese personaje.

Esto significa que si eres alguien a quien le gusta escribir emojis consecutivos, cambiar el color en íconos personalizables o usar emojis en medio de publicaciones o Tweets, estás ralentizando la experiencia de las personas con discapacidad visual.

Usar 🌴😎🍹💃🏼🎉 para el título de tus fotos de vacaciones dignas de Instagram es divertido y adorable. Sin embargo, todo lo que oye cualquiera que usa un lector de pantalla es “Palmera, cara sonriente con gafas de sol, bebida tropical, mujer bailando: tono de piel medio claro, fiesta popper”, y eso es ininteligible.

Para mantener accesible tu uso de emojis, asegúrate de:

  • Usar emojis con moderación. Si vas a utilizar emojis, limítate a dos o tres para no reducir la legibilidad de tu contenido.
  • Coloca emojis al final de las publicaciones sociales. La información más importante debe ser consumida primero por el usuario. Interponer emojis en medio de oraciones o párrafos podría confundir los mensajes una vez que un lector de pantalla los lea en voz alta.
  • Evite el uso de emojis en el nombre de tu perfil social.
  • Resiste cambiar el color de emojis personalizables. Cada ícono único obtiene información descriptiva. Eso incluye los tonos de piel. Si no soportas el estilo de los Simpson, intenta que tu emoji personalizado sea el único en tu publicación.

Si no estás seguro de qué tipo de descripción se le ha asignado a un ícono de emoji en particular, consulta emojipedia.org. El sitio tiene la descripción de cada emoji, incluidos los que tienen colores personalizados, para múltiples plataformas y dispositivos. También es la mejor manera de mantenerse actualizado sobre cuándo se lanzan nuevos emojis, como los íconos de accesibilidad tan esperados.

2. Nos encanta un buen «momento hashtag»

Los hashtags están en todas partes en las redes sociales, y hacerlos inclusivos requiere incluso menos esfuerzo que el uso accesible del emoji. Todo se reduce a tus habilidades con el teclado.

Además del símbolo #, que se lee como «número», los programas de texto a voz leen hashtags como cualquier otra palabra, utilizando espacios y letras mayúsculas para diferenciar entre términos separados. Si tuvieras que hacer una publicación con el hashtag #socialmediarocks, el programa de accesibilidad combinaría esas tres palabras en un lío amalgamado.

Simplemente escribiendo con mayúscula cada palabra, también conocida como caso camel, #SocialMediaRocks se convierte en tres palabras en lugar de una para el programa que la lee. También es más fácil para todos leer, incluso sin problemas de visión.

3. Pinta una imagen vívida con tus palabras.

La expresión, «una imagen vale más que mil palabras», solo es cierta si está tomando las medidas necesarias para asegurar que un lector de pantalla también pueda interpretar esa foto. Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn ofrecen formas de agregar texto alternativo (alt text) a las publicaciones de imágenes para que puedan ser descritas por un lector de pantalla.

Facebook asigna automáticamente texto alternativo a las imágenes cargadas, aunque las descripciones suelen ser vagas o, a veces, ni siquiera muy precisas. Sin embargo, es fácil reemplazar el texto alternativo asignado por el tuyo.

  1. Elige la imagen cargada a la que deseas agregar texto alternativo.
  2. Haz clic en «Opciones» en el área inferior derecha de la imagen.
  3. Presiona «Cambiar texto alternativo» junto a la lupa.
  4. Agrega tu propio texto alternativo a la imagen.
  5. Describe la imagen con gran detalle.
texto alternativo en facebook
Texto Alternativo en Facebook

En Facebook

Cómo agregar texto alternativo a una imagen en una foto de Facebook: elige la imagen cargada a la que deseas agregar texto alternativo, haz clic en «Opciones» en el área inferior derecha de la imagen y presiona «Cambiar texto alternativo» junto a la lupa . Ahora puedes agregar tu propio texto alternativo a la imagen.

De manera similar, en la aplicación de Instagram, los usuarios pueden usar la función «Escribir texto alternativo» en la parte inferior de la pantalla final antes de «Compartir», en “Configuración avanzada”.

texto alternativo en Instagram

La función de accesibilidad de Instagram se puede encontrar en Configuración avanzada cuando cargas una nueva imagen. Deberás elegir «Escribir texto alternativo» para agregar tu texto alternativo.

Las funciones de texto alternativo de LinkedIn y Twitter son fáciles de encontrar. Cuando publiques una imagen en LinkedIn, simplemente haz clic en «Agregar texto alternativo» en la esquina superior derecha o en la imagen, y en Twitter haz clic en «Agregar descripción» cerca de la parte inferior izquierda de la ventana de redacción.

texto alternativo en linkedin

La accesibilidad también es un buen argumento para vincular páginas web o formularios digitales en lugar de publicar folletos o gráficos con mucho texto en tus redes sociales. Agregar texto alternativo a esos sería increíblemente complicado y abrumador, ya que viene a través de un lector de pantalla.

La próxima vez que tengas un evento al que quieras que asistan tus seguidores, crea un evento de Facebook o una lista de Eventbrite a la que puedas vincular. Este método no solo es más accesible, sino que también hace que sea más fácil para los usuarios confirmar su asistencia cuando se puede hacer clic en algo. Además, obtienes la ventaja adicional de que Facebook y Eventbrite envíen recordatorios a los invitados registrados.

4. Subtítulos ocultos ofrecidos en parte por…

¿Has notado cómo los GIF de videoclips que incluyen diálogos tienen subtítulos en aproximadamente el 99% del tiempo? Deberías hacerlo con cualquiera de tus videos que tengan diálogos, independientemente de si es un GIF, un archivo MOV o un MP4, para que los usuarios sordos o con problemas de audición puedan disfrutar de tu contenido como todos los demás.

Tanto YouTube como Vimeo, dos de las plataformas de intercambio de vídeos más grandes de Internet, ofrecen formas de agregar subtítulos y / o subtítulos a cualquier video que cargues. Para los profesionales de las redes sociales en movimiento, también hay aplicaciones de subtítulos como Clipomatic o Zubtitles, que automatizan sus subtítulos en videos sociales.

5. Amantes de la tipografía y nerds de las fuentes, cuidado…

Hay una nueva tendencia en las redes sociales en la que las personas usan fuentes personalizadas en sus biografías, publicaciones y tweets para agregar interés estético al texto. Estas pueden ser fuentes de escritura, bloque, negrita o cursiva como la que se muestra a continuación, donde los «Vancouver Canucks» usaron una fuente personalizada para escribir TENEMOS UN COMERCIO QUE ANUNCIAR. Esto hace que la publicación sea ilegible para un programa de conversión de texto a voz.

A pesar de ser compatibles con las aplicaciones de redes sociales, las fuentes personalizadas no son fáciles de acceder. Los programas de conversión de texto a voz omiten los caracteres por completo sin siquiera intentar leerlos. En el ejemplo de Canucks, el contexto del Tweet aún tendría sentido sin la primera parte de la oración, pero no siempre será así.

La mejor práctica es ceñirse al uso de fuentes nativas de las plataformas y evitar personalizar cualquier cosa que pueda leer un lector de pantalla o un programa de conversión de texto a voz.

Ahora te toca hacer el esfuerzo de ser inclusivo

Tómate el tiempo para mirar tus redes sociales. Probarlas con herramientas de accesibilidad y encontrar formas de mejorar el contenido que publicas en el mundo.

Nadie va a ser perfecto cuando se trata de ser inclusivo en línea. La tecnología todavía tiene un largo camino por recorrer. Y es probable que ocurran errores humanos, pero hacer un esfuerzo para hacer que el contenido social sea más accesible asegura que todos puedan disfrutarlo.

Cuantas más personas creen contenido inclusivo, más probable será que las mejores prácticas de accesibilidad se conviertan en una norma utilizada tanto por los profesionales de la industria como por los usuarios ocasionales de las redes sociales.