Despidos en las tecnológicas: más que una reducción de costos, un reset cultural.

La ola de despidos en las tecnológicas parece no detenerse indicando claramente que los días dorados de las Big Tech ha llegado a su fin. ¿Qué está sucediendo?

Después de un año 2022 en el que grandes empresas tecnológicas anunciaron despidos masivos, el 2023 no se ve diferente; de hecho, el año ha comenzado mucho peor.

¿Por qué se están produciendo los despidos en las tecnológicas?

El problema central es que las grandes empresas de tecnología como Google, Amazon, Oracle, Microsoft, Salesforce y Facebook se dieron un atracón de contrataciones durante la pandemia. Cuando los confinamientos de la pandemia de COVID-19 provocaron una ola de compras de tecnología para respaldar el trabajo remoto y un repunte en el comercio electrónico, una situación que ha cambiado y ahora enfrentan caídas en sus ingresos.

Pero no son solo las gigantes tecnológicas las que están realizando despidos. Otras empresas de tecnologías más pequeñas también se han visto atrapadas en el hipercrecimiento generado por la pandemia y ahora están sufriendo las consecuencias.

Aunque se pronostica que el gasto global en TI aumentará en 2023, con el software empresarial y los servicios de TI experimentando el mayor crecimiento, se espera que el aumento general sea modesto. Con sistemas de centros de datos y servicios de comunicaciones creciendo menos del 1%, según la firma de investigación de mercado Gartner. Mientras tanto, se pronostica que las ventas de hardware van a disminuir.

Los continuos problemas de la cadena de suministro, la inflación y la guerra en Ucrania también están teniendo un impacto tanto en el gasto de las empresas como de los consumidores, lo que genera temores de recesión.

Según los datos recopilados por Layoffs.fyi, el rastreador en línea que lleva un registro de las pérdidas de empleo en el sector de la tecnología, más empleados de las tecnológicas han sido despedidos en enero que en cualquier otro mes, desde el comienzo de la pandemia.

Los empleadores del sector tecnológico han eliminado entre todos más de 150.000 puestos de trabajo en 2022, y solo en las primeras tres semanas de 2023, los despidos aumentaron a más del 30% de esa cifra.

Si bien las empresas tecnológicas de alto perfil como Google, Amazon y Microsoft ya han anunciado importantes recortes de empleos este año, el lado positivo para los profesionales de la tecnología es que muchos de los despidos involucran personal no técnico. De hecho, la falta de talento tecnológico experimentado significa que las empresas han estado aumentando los salarios de los profesionales de TI, y la consultora Janco Associates predice que los aumentos para los profesionales de TI podrían aumentar un 8% en 2023.

ranking de despidos en las tecnológicas
Fuente: Layoffs.fyi

Mucho más que una reducción de costos: un cambio cultural.

Además del contexto económico global, cada empresa tiene sus propias razones para reducir sus costos. En el caso de las grandes tecnológicas, llama la atención que no sólo están despidiendo empleados, sino que además están eliminando algunos de los beneficios que se han convertido en sinónimos del sueño dorado de trabajar en tecnología.

Existe otra razón macro para la reducción de costos, como argumenta Peter Kafka de Recode en Today, Explained, y es que las compañías tecnológicas más grandes ahora están maduras. En otras palabras, no pueden proporcionar a los inversores el mismo tipo de crecimiento masivo que pudieron en los tiempos de auge de finales de la década de 2000 y 2010. Y eso tendrá todo tipo de ramificaciones para los jugadores de la industria.

Según Kafka, esta es también una especie de reinicio emocional y cultural en las tecnológicas. Todo lo comenzó con Google quienes iniciaron su camino empresarial diciendo algo como: «Estamos ganando tanto dinero que podemos permitirnos hacer esto. Vamos a contratar a los mejores talentos. Vamos a mantenerlos aquí pagándoles mucho, pero también a través de estos beneficios escandalosos: no solo comida gratis, sino múltiples cafeterías en cada una de nuestras oficinas donde puedes atiborrarte todo el día. Gimnasios realmente elaborados y autobuses de conexión para llevarte desde tu casa hasta nuestro campus».

En contraposición, lo que comenzamos a ver en 2022 fue que empresas como Facebook y Google decían: «También vamos a pisar el freno en esto». Facebook dijo en la primavera de 2022: «Todavía puedes tener comida gratis si te quedas aquí y trabajas hasta altas horas de la noche, pero no te la daremos tan temprano». Así que realmente tienes que ir a la oficina y quedarte en el trabajo. Y algo tan insignificante como: «Te daremos cajas más pequeñas para llevar, para que no puedas tomar el bistec que te estamos dando y alimentar a tu familia con él».

Lo que están diciendo es: «No queremos que vuelvas a pensar en Facebook de esa manera». Por lo que las empresas tecnológicas van a estar más cerca de lo que son las condiciones de trabajo normales para muchas personas en los EE. UU. —y el resto del mundo—, o al menos, están acostumbradas.

Trabajar en tecnología en tiempos gordos versus tiempos flacos

Otro síntoma del cambio cultural que está ocurriendo en las tecnológicas es el contexto de abundancia o escasez con el que se mire. La mayoría de las personas que trabajan en tecnología solo han estado allí durante los tiempos de crecimiento. La última deflación real en la tecnología fue en 2000 – 2001. Casi nadie que trabaje en tecnología ahora estuvo presente en esa etapa.

Entonces, si has estado trabajando en tecnología, solo has conocido la industria cuando las cosas van hacia arriba y hacia la derecha en los gráficos. Te pagaron mucho. Siempre había empresas que querían contratarte fuera de la empresa en la que estabas, por lo que te pagaban aún más. Sabías que podías dejar Facebook o Google e ir a una StartUp, y si esa StartUp no funcionaba, tal vez Facebook o Google la comprarían.

Y todo eso llega a un punto récord precisamente este año. Las personas dicen, «Oh, no puedo simplemente irme. No puedo simplemente dejar Facebook o Google e ir a una StartUp de criptomonedas o Web3 y ganar aún más dinero. Es posible que tenga que hacer el trabajo que tengo ahora mismo y contentarme con eso». Y eso es un gran reinicio cultural.

El crecimiento en las tecnológicas

Crecer es ahora un desafío para las Big Tech. Estas empresas tecnológicas, Google, Facebook, Amazon y Apple, tuvieron un crecimiento loco, loco, loco. Estaban vendiendo toneladas de anuncios. Estaban vendiendo toneladas de iPhones. Reflejaron un gran cambio en la forma en que el mundo usaba la tecnología. Estaban al frente de eso. Fueron recompensados ​​por eso. Todos las recompensamos en mayor o menor medida.

Pero esas empresas ya no están creciendo al mismo ritmo de antes. Muchos de ellos son bastante mayores ahora, o su producto principal es bastante antiguo. ¡El iPhone tiene 15 años!. El principal negocio de anuncios de búsqueda de Google tiene 20 años. YouTube tiene 15 años, más o menos.

Muchas de estas empresas y productos siguen siendo muy grandes y muy rentables sin duda, pero ya no van a crecer como gangbusters. Es difícil extraer ingresos rápidos y las ganancias que estas compañías tuvieron durante las últimas dos décadas.

Entonces, las personas que están en Wall Street y siguen buscando crecimiento, y en 2023 es más difícil encontrarlo en las empresas tecnológicas. Las Big Tech son menos dinámicas de lo que solían ser. Estas grandes compañías tecnológicas fueron disruptivas en su momento, y ahora son una especie de ballenas gigantes y establecidas.

Y desde la perspectiva de los lobos de Wall Street, eso es muy poco atractivo.