Google Bard: la IA de Google que será el rival de ChatGPT

Es oficial: Google Bard es el competidor de ChatGPT en el que está trabajando el gigante de los buscadores.

El CEO de Google, Sundar Pichai, anunció el proyecto en una publicación de blog el 6 de febrero, describiendo la herramienta como un «servicio experimental de inteligencia artificial conversacional» que responderá las consultas de los usuarios y participará en las conversaciones. El software estará disponible para un grupo de «probadores de confianza», dice Pichai, antes de estar «más ampliamente disponible para el público en las próximas semanas».

No está claro exactamente qué capacidades tendrá Bard. Pero parece que el chatbot tendrá un alcance tan libre como el ChatGPT de OpenAI . Una captura de pantalla alienta a los usuarios a hacer consultas prácticas a Bard, al estilo de cómo planificar un baby shower o qué tipo de comidas se pueden preparar para el almuerzo, a partir de una lista de ingredientes.

Escribe Pichai: «Google Bard puede ser una salida para la creatividad y una plataforma de lanzamiento para la curiosidad, ayudándote a explicar los nuevos descubrimientos del Telescopio Espacial James Webb de la NASA a un niño de 9 años, o a aprender más sobre los mejores delanteros del fútbol en este momento, y luego obtener ejercicios para desarrollar tus habilidades».

Pichai también señala que Google Bard «se basa en información de la web para proporcionar respuestas nuevas y de alta calidad», lo que sugiere que puede responder preguntas sobre eventos recientes, algo con lo que ChatGPT tiene problemas, dado que éste no está conectado a Internet.

Google Bard
Bard en acción, pero eso es todo lo que tenemos por ahora. Imagen: Google

El «Code Red» dentro de Google

El anuncio apresurado y la falta de información acerca de Bard son signos reveladores del «código rojo» declarado en Google por el lanzamiento de ChatGPT en 2022. Aunque la tecnología subyacente de ChatGPT no es revolucionaria, la decisión de OpenAI de hacer que el sistema esté disponible gratuitamente en la web expuso a millones a esta novedosa forma de generación de texto automatizada. Los efectos han sido sísmicos, con discusiones sobre el impacto de ChatGPT en la educación, el trabajo y, de particular interés para Google, el futuro de las búsquedas en Internet.

Microsoft, que ha invertido miles de millones de dólares en OpenAI, también ha aprovechado el momento. Se dice que la compañía está integrando ChatGPT en su motor de búsqueda Bing, así como otros productos en su paquete de software de oficina. Las capturas de pantalla que supuestamente muestran un Bing mejorado con ChatGPT se filtraron la semana pasada.

Aunque Google tiene una gran experiencia en el tipo de IA que impulsa ChatGPT (de hecho, inventó la tecnología clave, el transformador que es la «T» en GPT), hasta ahora la empresa ha adoptado un enfoque más cauteloso para compartir sus herramientas con el público. Google previamente hizo LaMDA, el modelo de lenguaje que sustenta a Bard, disponible a través de su aplicación AI Test Kitchen. Pero esta versión está extremadamente restringida, solo puede generar texto relacionado con algunas consultas.

La desconfianza sobre la Inteligencia Artificial

Google, al igual que otros gigantes tecnológicos, ha desconfiado a una reacción violenta contra la Inteligencia Artificial no probada. Los grandes modelos de lenguaje como LaMDA y GPT-3.5 (que impulsan ChatGPT) tienen tendencias bien documentadas de arrojar contenido tóxico como el discurso de odio y afirmar con confianza información falsa. Tanto que un profesor comparó estos sistemas con «generadores de mentiras», apenas una descripción elogiosa de la tecnología que algunos dicen que debería reemplazar a los motores de búsqueda. (Google mismo exploró las trampas de la búsqueda acelerada por IA en 2021).

El lanzamiento de Bard marca un cambio radical en el enfoque de Google hacia esta tecnología. En su publicación de blog, Pichai enfatiza que Google combinará «los comentarios externos con nuestras propias pruebas internas para garantizar que las respuestas de Bard alcancen un alto nivel de calidad, seguridad y solidez en la información del mundo real», pero el sistema está más o menos garantizado, cometerá errores, quizás graves.

Bard

Mientras tanto, Google también enfatiza cómo ya está incorporando Inteligencia Artificial en sus muchos productos, incluida las búsquedas. En los últimos años, Google ha estado utilizando IA para resumir más y más resultados de búsqueda, mostrando información de sitios en lugar de permitir que los usuarios hagan clic y exploren por sí mismos. Según la publicación de Pichai, parece que éstas características se volverán más prominentes en el futuro:

Pronto, verás funciones impulsadas por IA en la Búsqueda que extraen información compleja y múltiples perspectivas en formatos fáciles de digerir, para que puedas comprender rápidamente el panorama general y aprender más de la web: ya sea buscando perspectivas adicionales, como blogs de personas que tocan el piano y la guitarra, o profundizando en un tema relacionado, como pasos para comenzar como principiante. Estas nuevas funciones de IA comenzarán a implementarse en la Búsqueda de Google pronto.

Como si eso no fuera suficiente, Google también realizará un evento centrado en la Inteligencia Artificial, la búsqueda y más el miércoles 8 de febrero. Desd Mauna Media estaremos haciendo seguimiento de las novedades, antes de que un chatbot pueda contártelo por nosotros (al menos… por ahora).