Comunidad OnLine: 5 prácticas para cultivar e impulsar

Communidad Online

Lo conversábamos hace unos días en un curso que tuve el placer de facilitar en la Universidad Metropolitana, concretamente en CENDECO, estar presentes en las plataformas sociales como marca persona, empresa u organización implica –desde mi mirada cada vez más– el cultivo de una comunidad, el riego diario en ese jardín para que no se seque o marchite, para que cada vez tenga más valor y provoque formar parte de él.

Porque a los seres humanos nos gusta formar parte de una comunidad, desde las cavernas hasta hoy pertenecer a una tribu es lo que nos hace seres sociales, ayer compartíamos el fuego, hoy compartimos un tweet, un vídeo o un artículo de blog y eso nos hace sentir especiales.

Pensando en esto quiero escribir este post con lo que se me ocurre –desde mi experiencia– pueden ser 5 prácticas, no sé si las mejores, que te permitan (seas persona, empresa u organización), cultivar e impulsar mejor tu comunidad online. Además, comparto una infografía que contiene un protocolo básico de respuesta en redes sociales y me pareció bastante útil.

Comunidad Online: 5 ideas para ayudarte a cultivarla e impulsarla

  1. Destacar a tu comunidad.
    Por lo tanto no la escondas detrás de un enlace. Coloca a tu comunidad en el espacio principal digital que poseas. Si la valoras, es la relevancia mínima que esta se merece. Demuestra que tu comunidad online es muy importante, que aprecias sus comentarios y opiniones, trátalos como socios de tu negocio/proyecto.
    Esto va más allá del compromiso con tu comunidad digital. Tiene que ver con colocar por la calle del medio a las personas que conforman –y han decidido unirse– a tu comunidad online, de tal manera que no se pierdan en un enlace, sino que puedan unirse y participar.
  2. La sencillez.
    No hace falta funcionalidades avanzadas y un diseño escandaloso. La mayoría de las veces esto sólo sirve para distraer al usuario de tu comunidad. Casi como un Japonés, mantén las cosas sencillas y simples en tus entornos digitales. No tiene nada de malo que tu comunidad digital sólo tenga un foro, si este permite que las personas interactúen y se comuniquen.
    Lo comento como Diseñador Web, los diseños extravagantes, muchas veces son sólo una exhibición del ego de quién los crea y de la empresa que lo contrata. Por lo que es bueno recordar que, una comunidad en línea no es acerca del ego, una comunidad es sobre quienes la integran. De esta forma así no sea atractiva visualmente, tu comunidad digital será activa y de miembros comprometidos con ella, con el deseo de volver cada día a ella.
  3. Dime por qué debo unirme a tu comunidad.
    Hay un montón de comunidades digitales que no lo explican con claridad. ¿Por qué debo unirme?. Así de real, hay un montón de gente que construye comunidades online sin dejar claro el propósito, el hecho social que los hace «común», unirse junto a otros.
    Puede que sea obvio por el nombre, pero incluso allí es muy útil dejarle saber a las personas el ¿por qué? –y ¿qué?– van a encontrar en tu comunidad, ¡en lugar de hacerlo en una que pertenece a tu competencia!.
    Así que asegúrate de que todos tus visitantes sepan por qué deben unirse e involucrarse en tu comunidad. Sé breve, simple, ágil y preciso.
  4. Ser activo.
    Como Community Manager, sin duda tienes que ser activo en tu comunidad. Difícilmente puedes ser casamentero sin conocer a los posibles novios, por lo tanto tienes que conocer a la gente que está en allí –y quizás muy importante la debería unirse si no lo ha hecho–, y he aquí el meollo del asunto. No puedes aprender de la gente si no los conoces.
    Dar el ejemplo, disfrutar interactuar con la comunidad, si como responsable de ella no te gusta la interacción con sus miembros, entonces tienes un problema por resolver muy rápidamente.
  5. Conversar dentro y fuera de la comunidad.
    Es probable que seas activo en varias comunidades digitales, o inclusive que seas uno de sus principales colaboradores. Es cierto, suele ser bajo el número de usuarios que crea contenido, comparte, comenta, le da “like”. Si estos indicadores son bajos, el desafío es ser proactivo y estimular la participación, no ocurre de la noche a la mañana e implica esfuerzo, pero irá en la dirección correcta.
    Sólo por el hecho que hemos construido una comunidad en línea no significa que la gente va a acudir a ella. Dicho en otras palabras, si no tienes novi@ y quieres un@, hay que salir a conocer chic@s. Por lo que con la comunidad ocurre lo mismo, hay que salir y encontrar a los miembros y a los potenciales. Afortunadamente, hoy en día es bastante fácil porque los miembros potenciales de tu comunidad se encuentran ya en Blogs, Instagram, Twitter o Facebook. Por nombrar sólo algunos lugares importantes.
    No basta sólo con salir a conocerlos, hace falta comentar sus blogs, leer sus timeline y conversar con ellos, es lo que implica el valor justamente de la conversación online.

Bien, hay muchas otras prácticas, técnicas y demás menesteres comunitarios, cualquier otra que desees aportar, déjala  por acá abajo en la caja de comentarios. ¿Crees que faltó alguna buena práctica para impulsar comunidades digitales?

Te dejo la infografía:

Protocolo de actuación de un community manager

¡Oferta para emprendedores!

Creación y diseño de tienda en línea (ecommerce)
en Shopify por US $399.

QUIERO MI TIENDA EN LÍNEA

test