Clubhouse: ¿ha muerto la app de audio chat?

Recuerdo el ruido digital de Clubhouse en febrero de 2021. En ese momento me llamó la atención y quería que alguien me invitara, quizá por ese efecto de «me estoy perdiendo de algo».

Finalmente me invitaron —sólo los usuarios de iPhone podían hacerlo— y comencé a «explorar» la App de la cual tanto estaba viendo en diversos medios digitales. Inclusive, una noche me animé a participar en una de sus salas y conversar con algunas personas sobre el fenómeno migratorio del cual formo parte.

Pero la verdad es que, participé una sola vez y ya no me animé más. Quizá es que después de todo, no me apetece escuchar o conversar con personas totalmente desconocidas, al menos no todo el tiempo. O porque sentí como una avalancha de todo el mundo haciendo auto promoción, lo cual es completamente válido, pero que quizá no me engancha. Aunque no la ha desinstalado aún de mi teléfono, si la tengo silenciada. Sentí que sus notificaciones son realmente distractoras, especialmente en horas en las que tengo que tener el mayor foco posible en la productividad.

Me pregunto ¿Soy yo? o ¿Puede Clubhouse estar muriendo sin siquiera saberlo? ¿Qué sucederá cuando todos la probemos y no seamos tan entusiastas en ella?. La idea de este artículo es mirar las posibles respuestas a esas preguntas.

Pero…

¿Qué es Clubhouse y por qué de pronto está en todas partes?

Es una nueva especie híbrida que ha aparecido en el universo digital. Clubhouse es parte una radio talkback, otra parte conferencias telefónicas y por la otra una «Houseparty». Es una aplicación de chat de audio que además camina como las otras redes sociales que existen. Los usuarios pueden escuchar conversaciones, entrevistas y discusiones entre personas interesantes(?) sobre varios temas. Es como sintonizar un podcast pero en directo y con una capa adicional de cierta exclusividad.

Clubhouse comenzó siendo solo por invitación. No puedes simplemente descargarla de la tienda de aplicaciones y crear una cuenta. Inicialmente sólo los usuarios de iPhone pueden ser invitados, pero ya ha sido lanzada la versión para Android, donde ya hay 1 millón de usuarios. Al igual que en cualquier país de la vida real o en un club de yates, un miembro existente debe invitarte a unirte. Elitismo del mundo real, pero en digital. La verdad sea dicha, lo exclusivo siempre funciona.

Cuando te unes, seleccionas temas de interés, como tecnología, libros, negocios o salud. Cuanta más información brindes a la aplicación sobre tus intereses, más salas de conversación e individuos la aplicación te recomendará seguir o unirte.

Dentro de Clubhouse, la «sala de conversación» es como una llamada de conferencia. Pero con algunas personas en la llamada hablando y la mayoría escuchando. Y, al igual que una llamada telefónica, una vez que la conversación termina, la sala se cierra.

A diferencia de Twitch, donde los videos transmitidos en vivo permanecen en la plataforma para que las personas regresen y los vean, los chats de audio en vivo en las salas de conversación desaparecen. (Sin embargo, esto no impide que los usuarios graben la conversación en vivo. Un usuario de YouTube, por ejemplo, transmite en vivo una sala de conversación lanzada por Elon Musk).

Clubhouse está muerto ¿Y aún no lo sabe?

Y es muy probable que sus inversores no quieran admitirlo todavía. Aunque hay mucho camino por recorrer, estas son las señales que veo del por qué esta App puede realmente ya estar muerta.

1. Beneficia principalmente a los grandes creadores.

Clubhouse anunció que había llegado a más de 10 millones de usuarios activos semanales, y más de 180 organizaciones y capitalistas de riesgo han invertido en Clubhouse hasta la fecha.

backlinko
Imagen: BackLinko

Al usar la app, las personas están ansiosas —me pasó de hecho— por entrar en las salas para reunirse, escuchar y conectarse con otros. Teniendo la noción de que el tiempo que pasan en la sala les proporcionará beneficios psicológicos.

Todos perseguimos la influencia, con la esperanza de que su red crezca con el tiempo a partir de las personas que conocen en las salas, pero esta es la verdad.

Todos esperan lo mismo.

Una vez que una persona no obtiene exposición o atención de la aplicación en sí, ni siquiera lo volverá a intentar más. Y lo que sucede, es que los usuarios que están ganando son: grandes marcas o celebridades. Por lo que si tú no lo eres, es muy probable que estés perdiendo el tiempo dentro de Clubhouse.

Naval Ravikant, Elon Musk y Mark Zuckerberg se unieron para llegar rápidamente a su audiencia, lo que funcionó bastante bien a su favor. Entonces, lo que observo es que Clubhouse es básicamente una aplicación en la que los grandes jugadores pueden participar y hacerse ricos, y los pequeños lo hacen y simplemente se van a dormir.

Vale la pena señalar que TechCrunch cree que estos números son realmente espectaculares y por supuesto que lo son!.

2. No está resolviendo un problema del mundo real.

Hemos visto cientos de aplicaciones que son geniales, pero… ¿resuelven realmente un problema con el que podemos estar vinculados? ¿Que tienen un impacto en algún problema de nuestra sociedad?.

Si Clubhouse cierra hoy, ¿nos asustaríamos? Probablemente no, ¿verdad?.

Pero Uber of Lyft cierra hoy, ¿nos asustaríamos? Quizá lo haré y lo haremos. Al menos yo, no podré ir a casa de mi hermana donde a veces otras alternativas de transporte no son tan cómodas o fáciles de acceder.

Si puedes convencer a tus clientes de que tu producto es la solución al problema que están experimentando, los inducirás a que sientan curiosidad por él y, finalmente, lo usarán o lo comprarán.

Si puedes convencer a las personas de que el tiempo que dedican a tu aplicación es mil veces mejor que el de cualquier aplicación, es incluso mejor.

En un mundo donde la tecnología avanza tan rápido como puede y en una sociedad donde cada vez más vamos hacia lo digital, el verdadero escape está en el mundo offline. Los GenZ y Alpha Gen ya están estresados ​​porque la mayor parte de sus vidas dependen de los dispositivos en sus manos. La verdadera revolución vendrá sin conexión, una tecnología que conectará a las personas sin conexión.

Resuelves un problema o mueres.

3. Ya no es necesario utilizar las redes sociales para ser social.

Los millennials son la última generación que recuerda esos maravillosos días de amistad analógica. Y una vez que haya una vacuna COVID generalizada, es de esperar que hagan el arduo trabajo de construir relaciones reales en el mundo offline.

Y justo ahora que el mundo se está recuperando lentamente y vuelven las personas a las calles, con seguridad tendrán un poco menos de tiempo para dedicarlo al mundo de redes sociales. Lo que queda son los que más les importan, Instagram o Facebook, pero son algunos no todo el mundo.

Hay más aplicaciones de redes sociales de las que podemos contar hoy en día, ¿esperamos que todos estén en una plataforma solo para comenzar a hacer amigos?

El Twitterverse está impulsado por personas influyentes de la Generación Z, que se vuelven virales una vez a la semana debido a publicaciones de baja calidad y, además, les encanta difundir el mundo la nueva aplicación de redes sociales que es «genial» o que está «reinventando el funcionamiento de las redes sociales».

La próxima revolución tecnológica, ayudará a las personas a conectar en el mundo offline, de lo digital a lo analógico, por ejemplo: Airbnb, WeWork, Uber o Meetup.

4. Se puede replicar fácilmente en redes sociales más grandes.

¿Por qué ir a Clubhouse cuando fácilmente puedes hacer lo mismo en Twitter? Y no es necesario que crear una cuenta nueva.

¿Cuál es la propuesta de valor de Clubhouse?

Lo único que me encanta de Clubhouse en este momento es su diseño, no sé si se mantendrá así. La empresa tiene dinero para implementar una o dos estrategias para impulsar el compromiso y tal vez enfocarse en su nicho.

Según ha informado Bloomberg, Twitter abandonó la idea de comprar Clubhouse. Aunque son pocos los detalles, parece que buscó adquirir Clubhouse por $ 4 mil millones. Twitter abandonó esta idea por alguna razón. La red social del «pajarito azul» seguramente sintió que no necesitaba comprar Clubhouse para ingresar al mercado del audio y redes sociales.

¿Estamos sorprendidos?

Al parecer, la gente ya se está yendo de Clubhouse a Twitter, y ahora, según varios reportes, Facebook también está construyendo su propia Audio App, y se llamará Hotline.

5. Si hablas, nadie te escucha.

Una vez más, la gente quiere ser escuchada, y cuando la gente no sea escuchada, se deshará de ti. Ocurre así, es literalmente psicología humana.

Seguro que te escuchan, pero no les importa lo que el anfitrión tiene que decir, y mucho menos lo que tú tienes que decir. La gente hoy en día quiere ser «dioses», eso es lo que nos dieron las redes sociales, la capacidad de ser nuestros propios dioses, y Clubhouse te hace sentir como un seguidor. Mira TikTok, por ejemplo. Les ha dado a todos la capacidad de ser dioses, publicando sobre sus vidas y obteniendo las métricas correctas en consecuencia.

En TikTok, todos son iguales. Si el video de Kylie Jenner puede obtener 1 millón de visitas, tú también puedes obtener 1 millón de visitas. Solo tienes que pensar en el contenido adecuado que captará la atención del espectador, y ser consecuente.

En TikTok, hay personas que no son celebridades, que tienen vídeos con un más de 1 millón de vistas. Esto quiere decir, que la App te permite ser «Dios» en tu nicho, marca o pasión… y te da exposición.

Claramente Clubhouse y Tiktok son plataformas totalmente diferentes. Sin embargo, podemos tomar algunas lecciones y estrategias para impulsar la participación en la plataforma.

Una gran idea para Clubhouse es expandir el ícono de perfil de un usuario que está hablando actualmente en la sala y / o puedes limitar el número de participantes por sala, ya que los usuarios esperan compartir o contribuir con algo a la discusión.

O quizá podrán cobrar a los usuarios una tarifa para ingresar a una sala más exclusiva con «grandes jugadores». Estos son sólo unos pocos; pueden ser formas diferentes de reinventar Clubhouse.

Nunca es demasiado tarde.

6. A la Generación Z les resulta aburrido.

Debido a las redes sociales, tenemos un período de atención corto, y ¿adivinen quién tiene un período de atención más corto? La Generación Z.

vox
Imagen: Vox

Quizá Clubhouse deba considerar su plataforma para adaptarse a las necesidades de los GenZ. Si quieren permanecer en el juego. Los Millennials y Boomers simplemente no son suficientes.

La Generación Z tiene la mayor parte del consumo de tecnología en la actualidad, y vale la pena señalar que sus necesidades psicológicas deben ser investigadas, comprendidas y atendidas.

Por ejemplo, los llamados GenZ quieren influencia, así que dales la capacidad de obtener influencia. En este momento, lo único que Clubhouse está dando es: celebridad para algunos.

Ahora te toca a ti.

Clubhouse nos ha recordado lo que Internet nos prometió originalmente: colaboración, creatividad y comunidad, no discusiones, celebridad y alienación.

Espero que Clubhouse pueda mostrar a las grandes plataformas de redes sociales, en las que Clubhouse está en camino de convertirse, lo que realmente queremos de las redes sociales. Pero para que esto suceda, necesitan repensar o reinventar la plataforma desde cero.

Tienen que encontrar su verdadero norte, una visión que pueda traer el futuro real de las redes sociales al día de hoy, a la contribución de soluciones a una sociedad hiperconectada pero también en la permanente búsqueda de cambio.


Suscribe tu correo y recibe cada martes mi contenido en tu buzón.