Logotipo: 4 prácticas doradas para el diseño efectivo

Hay de todo. Desde el cliente que quiere decirte de qué color debe ser la propuesta que vas a hacer, hasta aquél que te “sugiere” que te copies de otra imagen. El logotipo es quizá el elemento más relevante de la esencia de tu marca, trabajará junto a tu sitio web, tu promesa de servicio y tu esfuerzo de mercadeo para que el mundo te identifique. Por tu logotipo serás conocido.

Seas un emprendedor, empresa o diseñador en este artículo busco recordar parte del proceso que implica la creación de un logo, para que el resultado sea el óptimo.

Logotipo: 4 prácticas esenciales para el diseño efectivo

  1. Conoce a la marca

    Al decidir trabajar un logotipo te recomiendo conocer la marca primero. Haz preguntas difíciles. Conoce quiénes son los clientes y lo que desean del negocio. Es vital conocer a profundidad la misión de la empresa, proyecto o negocio que ese logotipo servirá. No olvides hacer las preguntas correctas dentro de la investigación, no funciona preguntar si lo quieren azul o rojo, más vale preguntar si funciona o no funciona visualmente para representar los objetivos de la empresa.

  2. Simplifica

    Cuantas más líneas, formas, colores, elementos y tipografías que se añadan al logotipo, más rudimentario será percibido. Nada más puntiagudo para la pupila de los clientes que un logotipo difícil de comprender, por lo que aquí priva aquel viejo dicho: menos es más. Recuerda que un logotipo no va contar toda la historia de la empresa o proyecto, tan sólo es un pensamiento, una idea que unifica lo esencial de tu marca. Siempre es recomendable limitar el diseño a un sólo tipo de fuente tipográfica, funciona bien tener dos si el lema está en la composición. Tres tipografías en un logotipo debería ser ilegal. En cuanto al color, sin duda los colores sólidos son mejores, los degradados suelen tener muchos problemas de impresión.

  3. Proyecta fortaleza y éxito

    Así seas un pequeña empresa, tu logotipo tiene que verse fuerte y robusto ante el logo de tu competidor más grande. No te preocupes por lo que tus competidores más grandes están haciendo o cómo se presentan, proyecta un logotipo que transmita la formidable historia emprendedora o de éxito que sabes que eres.

  4. Acepta los que no gustan de tu logo

    Hay que ser honestos, a alguien no le va a gustar tu propuesta de logo. Sin embargo si eres una empresa que está en el proceso de re-diseño de su marca siempre es positivo acompañar estos cambios con una buena campaña informativa a lo interno y pro supuesto a lo externo si fuera el caso. Es imprescindible escuchar a toda persona que pueda no estar de acuerdo con el diseño del logotipo, porque se puede complicar la selección teniendo a muchas personas decidiendo por un color o por una fuente.

Puede que el proceso de diseñar un logotipo conlleve otros pasos y actividades, sin embargo es importante recordar que al final lo que buscamos es crear una solución visual en este caso para una marca. ¿Qué otra práctica crees que haría falta? Si gustas déjala en tus comentarios.

Sígueme en Twitter: @JESUSMACEIRA

¡Oferta!

Diseño de sitio web profesional en WordPress + 12 meses de alojamiento especializado (SiteGround) por US $399.

QUIERO LA OFERTA

Colombia: 669.000 COP / México: 7.719 MXN / España: 355 €