La IA de Google cambiará la forma en que buscamos información

Lentamente, pero la IA de Google ha entrado en escena. Y es que en Mountain View se están moviendo cuidadosamente para hacer realidad la Inteligencia Artificial, al menos su versión. Quizá para muchos ha sido demasiado lento y cauteloso. Pero si nos tomamos con calma la espera, es muy probable que la experiencia de búsqueda de información, cuando hablamos de Google, sea completamente nueva.

A estas alturas es muy previsible que no sólo veamos cambios en la búsqueda. La IA va a impactar todas las herramientas digitales que usamos en nuestro día a día. Desde hacer mailings, crear imágenes, audios, traducir contenido e inclusive la forma en la que compremos en las tiendas online. Literalmente todo.

En este artículo, compartimos la visión que Google ha presentado hace pocos días, sobre cómo planean integrar la IA en las búsquedas de información y qué podemos esperar en el futuro cercano.

La IA de Google: un nuevo enfoque

El futuro de la Búsqueda de Google es la IA. Pero no de la manera que piensas. La compañía, sinónimo de búsqueda en la web, no está totalmente interesada en los chatbots (aunque está construyendo uno, llamado Bard), y no está rediseñando su página de inicio para parecerse más a un sistema de mensajería estilo ChatGPT. En cambio, Google está poniendo la IA al frente y al centro de la propiedad inmobiliaria más valiosa de Internet: sus resultados de búsqueda.

Para demostrarlo, Liz Reid, vicepresidenta de búsqueda de Google, abre su computadora portátil y comienza a escribir en el cuadro de búsqueda de Google. «¿Por qué el pan de masa fermentada sigue siendo tan popular?» ella escribe y presiona enter. Los resultados de búsqueda normales de Google se cargan casi de inmediato. Sobre ellos, una sección naranja rectangular parpadea y brilla y muestra la frase «La IA generativa es experimental». Unos segundos más tarde, el resplandor se reemplaza por un resumen generado por IA: algunos párrafos que detallan qué tan bien sabe la masa madre, las ventajas de sus habilidades probióticas y más. A la derecha, hay tres enlaces a sitios con información que, según Reid, «corrobora» lo que está en el resumen.

AI Snapshot

Google llama a esto la «instantánea de IA»…un snapshot. Todo es por los grandes modelos de lenguaje de Google, todo procedente de la web abierta. Reid luego pasa el mouse hacia la parte superior derecha del cuadro y hace clic en un ícono que los diseñadores de Google llaman «la garra de oso». Que parece un menú de hamburguesas con una línea vertical a la izquierda. La garra de oso abre una nueva vista: la instantánea de IA ahora se divide oración por oración, con enlaces debajo a las fuentes de información para esa oración específica. Esto, señala Reid nuevamente, es una corroboración. Y dice que es clave en la forma en que la implementación de la IA de Google es diferente. «Queremos que [el LLM], cuando diga algo, nos diga como parte de su objetivo: ¿cuáles son algunas fuentes para leer más sobre eso?».

IA de Google
Estas instantáneas de IA aparecerán en la parte superior de la Búsqueda y extraerán información de toda la web. Imagen: Google

Unos segundos más tarde, Reid vuelve a hacer clic y comienza otra búsqueda. Esta vez, busca los mejores parlantes Bluetooth para la playa. Una vez más, los resultados de la búsqueda estándar aparecen casi de inmediato y, de nuevo, los resultados de la IA se generan unos segundos más tarde. Esta vez, hay un breve resumen en la parte superior que detalla lo que debería importar en un altavoz de este tipo: duración de la batería, resistencia al agua, calidad de sonido. Los enlaces a tres guías de compra se encuentran a la derecha, y debajo hay más enlaces de compras para media docena de buenas opciones, cada una con un resumen generado por Inteligencia Artificial al lado. Reid sigue con la frase «menos de $100», y lo hace. La instantánea se regenera con nuevos resúmenes y nuevas selecciones.

Ese es el nuevo aspecto de la página de resultados de búsqueda de Google. Es AI-First, colorido y no se parece en nada a lo que estás acostumbrado. Está impulsado por algunos de los trabajos de LLM más avanzados de Google hasta la fecha, incluido un nuevo modelo de propósito general llamado PaLM 2 y el Modelo unificado multitarea (MUM) que Google usa para comprender múltiples tipos de medios. En las demostraciones realizadas a medios en Estados Unidos, suele ser impresionante. Y cambia la forma en que experimentarás la búsqueda, especialmente en dispositivos móviles, donde esa instantánea de IA a menudo consume toda la primera página de sus resultados.

La nueva «Search Generative Experience» o SGE

Hay algunas advertencias: para obtener acceso a estas instantáneas de IA, deberás optar por una nueva función llamada «Search Generative Experience» o Experiencia generativa de búsqueda (SGE, por sus siglas en inglés), parte de una función también nueva llamada Laboratorios de búsqueda.

No todas las búsquedas generarán una respuesta de IA.

La Inteligencia Artificial solo aparece cuando los algoritmos de Google creen que es más útil que los resultados estándar, y los temas sensibles como la salud y las finanzas están configurados actualmente para evitar la interferencia de la IA por completo. Pero al realizar varias pruebas, la IA apareció al buscar galletas con chispas de chocolate, Adele, cafeterías cercanas o las mejores películas de 2022. Puede que la IA no esté matando los famosos 10 enlaces azules, pero definitivamente los está empujando hacia abajo en la página de resultados.

La Search Generative Experience (SGE… el nuevo SEO?), dicen los ejecutivos de Google una y otra vez, es un experimento. Pero también tienen claro que lo ven como un cambio fundamental a largo plazo en la forma en que las personas buscan información. AI agregar otra capa de entrada, lo que ayuda a hacer preguntas mejores y más ricas. Y agrega otra capa de salida, diseñada tanto para responder a tus preguntas como para guiarte hacia otras nuevas. Nunca como antes, hará falta, saber hacer las preguntas correctas.

Un cuadro de suscripción en la parte superior de los resultados de búsqueda puede sonar como un pequeño movimiento de Google en comparación con el rediseño de Bing de AI-first de Microsoft o la novedad total de ChatGPT. Pero la SGE equivale al primer paso en un replanteamiento completo de cómo miles de millones de personas encuentran información en línea y cómo Google gana dinero con eso.

instantáneas de IA de Google
Las instantáneas de IA toman prestados colores del contenido que descubren y cambian según lo que busques. Imagen: Google

Algunas preguntas y respuestas

Google se siente bastante bien con el estado de sus resultados de búsqueda. Hace mucho que pasamos la era de los «10 enlaces azules» de hace 25 años cuando buscabas en Google escribiendo en un cuadro y obteniendo enlaces a cambio. Ahora, puedes buscar haciendo preguntas en voz alta o tomando una foto del mundo, y puedes recuperar todo, desde imágenes y podcasts hasta TikToks.

Muchas búsquedas ya están bien atendidas por estos resultados. Si vas a Google y buscas «Facebook» para llegar a facebook.com o estás buscando la altura del Empire State Building, eso ya está resuelto.

Pero hay un conjunto de consultas para las que Google nunca ha trabajado del todo. Que es donde la compañía espera que la IA pueda entrar. Consultas como «¿A dónde debería ir en París la próxima semana?» o «¿Cuál es el mejor restaurante de Madrid?» Estas son preguntas difíciles de responder porque en realidad no son una sola pregunta. ¿Cuál es tu presupuesto? ¿Qué días abren todos los museos de Bogotá? ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a esperar? ¿Tienes hijos contigo? Una y otra y otra vez.

«El cuello de botella resulta ser lo que yo llamo ‘la orquestación de la estructura’», ha dicho a la revista The Verge Prabhakar Raghavan, vicepresidente sénior de Google que supervisa la Búsqueda. Gran parte de esa información existe en algún lugar de Internet o incluso dentro de Google: los museos publican horas en Google Maps, las personas dejan reseñas sobre los tiempos de espera en los restaurantes, pero reunir todo en algo como una respuesta coherente es realmente difícil. «La gente quiere decir: ‘Planifícame unas vacaciones de siete días’», dice Raghavan, «y creen que si el modelo de lenguaje funciona, debería ser correcto».

No existen las respuestas correctas

Una forma de pensar en esto es simplemente como preguntas que no tienen una respuesta correcta. Un gran porcentaje de las personas que acuden a Google no buscan información que existe en alguna parte. Están buscando ideas, queriendo explorar. Y dado que probablemente tampoco haya una página en Internet titulada «Las mejores vacaciones en París para una familia con dos hijos, uno de los cuales tiene alergia al maní y al otro le encanta el fútbol, y definitivamente querrás ir al Louvre en la forma más tranquila posible en día de la semana», los enlaces y podcasts y TikToks no serán de mucha ayuda.

Debido a que están capacitados en un enorme corpus de datos de todo Internet, los modelos de lenguaje grandes (LLM) pueden ayudar a responder esas preguntas esencialmente ejecutando muchas búsquedas dispares a la vez y luego combinando esa información en unas pocas oraciones y algunos enlaces. «Muchas veces tienes que tomar una sola pregunta y dividirla en 15 preguntas» para obtener información útil de la búsqueda, dice Reid. «¿Puedes preguntarle a uno? ¿Cómo cambiamos la forma en que se organiza la información?»

Esa es la idea, pero Raghavan y Reid se apresuran a señalar que la SGE todavía no puede hacer muy bien estas acciones completamente creativas. En este momento, será mucho más útil para sintetizar todos los datos de búsqueda detrás de preguntas como «¿qué altavoz debo comprar para llevar a la piscina?». También le irá bien con «cuáles fueron las mejores películas de 2022», porque tiene algunos datos objetivos al estilo de Rotten Tomatoes para extraer junto con muchas clasificaciones de Internet y publicaciones de blog sobre el tema. La IA parece hacer de Google una mejor máquina de recuperación de información, incluso si aún no está lista para ser tu agente de viajes.

¿Algo que no apareció en la mayoría de las demostraciones de la SGE? los anuncios Google.

Todavía están experimentando con la forma de colocar anuncios en las instantáneas de IA, aunque puedes tener la seguridad de que llegarán. Google tendrá que monetizar al máximo la IA para que todo esto se mantenga como hasta ahora, desde el punto de vista del negocio.

Anuncios en Google con IA
En este momento, la IA realmente no ha cambiado la forma en que funcionan los anuncios de Google. Pero lo hará. Imagen: Google.

El bot de Google

En una demostración realizada por Reid, para que buscara solo la palabra «Adele». La instantánea de IA contenía más o menos lo que cabría esperar (alguna información sobre su pasado, sus elogios como cantante, una nota sobre su reciente pérdida de peso) y luego agregaba que «sus presentaciones en vivo son incluso mejores que sus álbumes grabados.» ¡La IA de Google tiene opiniones! Reid rápidamente hizo clic en la garra de oso y envió esa oración a un blog de música, pero también reconoció que se trataba de una especie de falla del sistema.

Se supone que la IA de búsqueda de Google no tiene opiniones.

No se supone que use la palabra «yo» cuando responde preguntas. A diferencia del caos de múltiples personalidades de Bing o el «ayudante alegre» en el que se convierte ChatGPT o incluso toda la vibra de «profesor de secundaria gracioso» de Bard, la IA de búsqueda de Google no está tratando de parecer humana o afable. En realidad, debe esforzarse mucho por no ser esas cosas. «Quieres que el bibliotecario realmente te entienda», dice Reid. «Pero la mayoría de las veces, cuando vas a la biblioteca, tu objetivo es que te ayuden con algo, no que sean tus amigos». Esa es la vibra que busca Google con su IA.

La razón de esto va más allá de esa extraña sensación de picazón que tienes al hablar con un chatbot durante demasiado tiempo. Y tampoco parece que Google solo esté tratando de evitar respuestas de IA súper cachondas. Es más un reconocimiento del momento en el que nos encontramos: de repente, los grandes modelos de lenguaje están en todas partes, son mucho más útiles de lo que la mayoría de la gente hubiera imaginado y, sin embargo, tienen una tendencia preocupante a equivocarse con confianza en casi todo. Cuando esa confianza viene en párrafos perfectamente formados que suenan bien y tienen sentido, la gente va a creer cosas equivocadas.

Algunos ejecutivos de la compañía han mencionado una tensión en la IA entre «fáctico» y «fluido».

Se puede construir un sistema que sea fáctico, es decir, que ofrezca mucha información buena y fundamentada. O puedes construir un sistema que sea fluido, sintiéndose totalmente fluido y humano. Tal vez algún día puedas tener ambos. Pero en este momento, los dos están en desacuerdo, y Google está tratando de inclinarse en la dirección de los hechos. De la forma en que la empresa lo ve, es mejor tener razón que ser «cool e interesante».

Google proyecta mucha confianza en su capacidad para ser sólido desde el punto de vista de los hechos, pero la historia reciente parece sugerir lo contrario.

Bard no solo es menos loco y divertido que ChatGPT o Bing, sino que también suele ser menos correcto: comete errores básicos en matemáticas, recuperación de información y más. El modelo PaLM 2 debería mejorar algo de eso, pero Google ciertamente no ha resuelto el problema de las «mentiras de la IA» ni mucho menos.

También está la cuestión de cuándo debería aparecer la IA. A veces es obvio: las instantáneas no deberían aparecer si haces preguntas médicas delicadas, dice Reid, o si estás buscando hacer algo ilegal o dañino. Pero hay una amplia gama de búsquedas en las que la IA puede o no ser útil. Si busco «Adele», me ayuda cierta información resumida básica en la parte superior; si busco «videos musicales de Adele», es mucho más probable que solo quiera los videos de YouTube en los resultados.

Google puede darse el lujo de ser cauteloso aquí, dice Reid, porque el valor por defecto es solo una búsqueda de Google. Entonces, cuando la instantánea no debería aparecer, o cuando el puntaje de confianza del modelo es lo suficientemente bajo como para que no sea más útil que los primeros resultados, es fácil simplemente no hacer o mostrar nada.

Audaz y responsable

En comparación con el llamativo lanzamiento del nuevo Bing o el vertiginoso ritmo de desarrollo de ChatGPT, la SGE se siente terriblemente conservadora. Es una herramienta opcional y sin personalidad que recopila y resume los resultados de búsqueda. Para Google, repentinamente en una crisis existencial por el hecho de que la IA está cambiando la forma en que las personas interactúan con la tecnología, ¿es eso suficiente?

Un par de ejecutivos usaron la misma frase para describir el enfoque de la empresa: «audaz y responsable». Google sabe que tiene que moverse rápido: no solo los chatbots están ganando popularidad, sino que TikTok y otras plataformas están robando algunas de las búsquedas más exploratorias de Google. Pero también tiene que evitar cometer errores, dar mala información a las personas o crear nuevos problemas para los usuarios. Hacer eso sería un desastre de relaciones públicas para Google, sería una razón más para que la gente probara nuevos productos y potencialmente destruiría el negocio que convirtió a Google en una empresa de billones de dólares.

Así que, por ahora, la SGE sigue siendo opcional y libre de personalidad. Raghavan dice que se siente cómodo jugando un juego más largo: «reaccionar instintivamente a alguna tendencia no es necesariamente el camino a seguir». También está convencido de que la IA no es una panacea que cambia todo, que dentro de 10 años, todos haremos todo a través de chatbots y LLM. «Creo que va a ser un paso más», dice. «No es como, ‘Está bien, el viejo mundo se fue. Y estamos en un mundo completamente nuevo’».

Ahora te toca a ti.

En otras palabras podemos decir que Google Bard no es el futuro de la Búsqueda de Google. Pero la IA lo es. Con el tiempo, la SGE comenzará a salir de los laboratorios y a aparecer en los resultados de búsqueda de miles de millones de usuarios, mezclando la información generada con enlaces a la web. Cambiará el negocio de Google y probablemente cambiará partes del funcionamiento de la web.

Si Google lo hace bien, cambiará 10 enlaces azules por el conocimiento de todo en Internet, agrupado en un solo lugar. Y ojalá, diciendo la verdad.


Suscribe tu correo gratis y recibe mi contenido de valor en tu buzón cada martes (o casi todos los martes).



(*) Campo requerido. Al suscribirte autorizas el envío de correos.