estilo de diseño anclado en el pasado

Para quienes tenemos un tiempo trabajando en el mundo del diseño sabemos que los «estilos» van y vienen cada tanto. Puede pasar que nos demos cuenta que nuestro estilo de diseño es el mismo desde hace mucho, tanto que nos sentimos saturados del mismo e inclusive no somos capaces de ver nuevas tendencias producto de la tecnología o de nuevas herramientas. Mantener un «estilo de diseño» fresco es todo un desafío para cualquier diseñador. En este post quiero compartir siete síntomas que pueden ayudarnos a identificar cuando nuestro diseño se ha quedado un poco anclado al pasado.

7 síntomas que indican que nuestro estilo de diseño está en el pasado

  1. Crees que las serif son cosa del pasado.

    ¿Haz visto que marcas como Google han optado por logotipos que sans serif? ¿Por qué? Las tipografías de «palo seco» para resoluciones de teléfonos móviles y tabletas son las que mejor legibilidad ofrecen. Sin embargo, gracias al avance de las pantallas de alta resolución, las tipografías serif están reapareciendo en el diseño web por lo que comenzaremos a verlas cada vez más.

  2. Estás tratando de mantenerte al día en las tendencias de color.

    Todos los años las tendencias de uso del color cambian. Según Pantone el «Rose Quartz and Serenity» es el color del año 2016, por su parte en Behance el color más utilizado por los usuarios es el «Rojo Brillante», por otro lado algunas startups suelen inclinarse por colores más fríos yendo hacia los azules. El tema no se trata del color que elijas en tu estilo de diseño, sino la forma en que lo utilices. La consistencia en el diseño implica hoy en día no excederse en una «explosión» de colores buscando que dicho balance cromático se vea bien en dispositivos móviles.

  3. Estás realizando todo el trabajo sentado en tu escritorio.

    La inspiración es impredecible y cuando menos lo pensamos se va de huelga. ¿Por qué esperar hasta que regrese sentado allí en tu escritorio?
    Levantarnos y distraernos fuera de la mesa está muy bien para estimular nuestra creatividad, si eres muy «techie» quizá herramientas como el iPad Pro y su Apple Pencil puedan ayudarte a tener una experiencia creativa de «bocetear» fuera de la mesa. Pero esto puede hacerlo cualquier libreta de dibujo, en la que también puedas «soltar» la mente creativa que tienes allí guardada.
    Se ha dicho que la mejor cámara es la que llevamos con nosotros, lo que quiero decir es que si estás necesitando capturar contenido o una app, utiliza tu teléfono para guardar colores, formas y paletas, y así tenerlos disponibles para cuando estés nuevamente listo para sentarte en el escritorio y continuar el proceso.

  4. Estás pensando desde una sola perspectiva.

    De pronto ocurre que te desplazas por tu cuenta de Instagram y sólo hay selfies y fotografías de paisajes. Toca cambiar la perspectiva. Más allá que se te dé o no la fotografía, toca comenzar a incorporar en tu estilo de diseño imágenes que proponen una perspectiva diferente, desde ángulos desafiantes e innovadores.

  5. Vuelves rápidamente a estilos pasados.

    ¿Recuerdas ese estilo «glow» o traslúcido de hace unos años? Producto de las pantallas de alta definición y el uso de los colores degradados en 2015 volvió a aparecer. Como casi todas las tendencias las mismas son cíclicas. Lo importante es que puedas identificar cuándo y cómo utilizarlas apropiadamente, quizá una tendencia antigua de diseño sirva para un festival de música o el diseño de una nueva App, pero seguro que será contraproducente para la marca de una nueva empresa a desarrollarse en los próximos años.

  6. Tu diseño plano es cada vez más plano.

    El «flat design» o diseño plano se ha hecho muy popular últimamente. Como he mencionado, toda tendencia es cíclica, por lo que es absolutamente normal que el «flat design» se repita a lo largo de toda la industria de diseño web. A pesar de tal popularidad, el estilo de diseño plano puede llegar a ser repetitivo y –para algunos– aburrido. Toca romper el molde con profundidad.
    No se trata de acudir al uso de sombras y degradados de forma dramática, sino buscar algo sutil como lo que se hace con Material Design, que tiene un trabajo de capas mucho más elaborado de lo que la mayoría piensa, en este mundo plagado de pantallas móviles.

  7. Tus plantillas son cada vez más plantillas.

    El desafío cuando diseñamos y creamos para contenidos online es que nuestra plantilla no parezca, precisamente, una plantilla. Lo cual suele ser un dolor de cabeza recurrente en este mundillo del diseño web, ni hablar cuando el cliente solicita un cambio o ajuste que no puede realizarse… en la plantilla. Antes de complicarte con el código de tu diseño web ocúpate de hacer que tu estilo de diseño sea lo más flexible y amigable posible.

¿Qué te han parecido los síntomas? ¿Hay algún otro? Si es así o tienes alguna otra idea, no dejes de comentarla por acá abajo.

Síntomas que dicen que tu estilo de diseño está anclado