Atraer al consumidor online es una tarea de hormiga. Si trabajas en marketing sabrás que son múltiples las actividades a realizar:

  • Gestionar las redes sociales
  • Preparar avisos de publicidad digital
  • Hacer el envío masivo de correos (a una base de leads calificados)
  • Diseñar imágenes atractivas
  • Redactar contenido de valor (pensado en el Buyer Persona)
    Y más…

¿Sabías que cuando se trata de escribir contenido para Internet debes pensar como un productor de televisión? Si quieres tener una voz y rankear en la web, la práctica va más allá de unas cuantas palabras «de relleno».

Saber escribir bien no garantiza el éxito en lo digital. Una cosa es saber cómo comunicarse bien a través de materiales impresos y otra muy distinta es transmitir un mensaje de manera efectiva en la web.

Lo dicho. El consumidor online no es ya el mismo de otros medios. En lugar de leer, el consumidor de Internet se desplaza (panea) a través del contenido hasta encontrar algo interesante para él. Como un título o una breve descripción.

Esto suele durar unos segundos. Por ello es tan importante saber capturar la atención en ese micro-momento. En este post quiero compartir 9 prácticas básicas para lograrlo.

Fundamentos para redactar contenido para el consumidor online

Prácticas para redactar contenido atractivo al consumidor online

1. Conoce la comunidad a la que apuntas

Necesitas conocer a tus lectores de la misma manera que un programa de televisión conoce a su audiencia. Todos los datos demográficos tales como edad, nivel de educación, intereses, aversiones, aficiones, etc. deben ser representados gráficamente para tener muy claro tu «Buyer Persona».

2. Existe una gran diferencia entre el texto impreso y el texto en pantalla

El contenido impreso es estructural y funcionalmente diferente del contenido en línea. Mientras que un consumidor de contenido impreso lee todo —y casi cualquier cosa—, un consumidor en online quiere tomar la idea principal en unas pocas frases. Además, el contenido impreso es más formal y leído pasivamente. Es una narrativa que presenta una historia larga y pensada. Que involucra mucho más que unos pocos minutos del tiempo del consumidor. El contenido en línea, por otro lado, es informal, segmentado, interactivo y dinámico.

3. El contenido digital va más allá de unas simples palabras

Al escribir para Internet, piensa que estás escribiendo para un programa de TV. Piensa en los elementos de presentación e interacción. Analiza el medio en el que se encuentra tu contenido. Piensa en todos los elementos audiovisuales que puedes agregar.

4. Las palabras también son visuales

Es importante considerar el impacto visual que recibirá el lector antes de comenzar a leer. Las personas prestamos mucha atención al estilo de la tipografía, el color, el tamaño del texto y cómo aparece distribuido a lo largo de la página. La mayoría de estos aspectos se relacionan con la neurociencia y el marketing.

5. Nada de copiar y pegar!

Al buscar contenido, no es efectivo simplemente reutilizar contenido de otra fuente. Adaptar y organizar de una manera que sea atractiva —y de valor— para tus lectores y que se mantenga coherente con el resto de tu identidad y sitio web.

6. Escribe contenido rico en palabras clave de alto valor

Incluye palabras clave en tus títulos, subtítulos y utilízalos de forma natural en todo el texto. El consumidor online tiene una mentalidad de búsqueda y retirada. De «scan». El ojo del lector digital prefiere ir a lo largo del texto para encontrar ciertas palabras clave o enlaces, sin entrar en la profundidad de lectura, lo que hará después de encontrar lo que le interesa/necesita.

7. Escribe en partes o trozos

En Internet las personas tienen tolerancia cero a las frases de relleno. Y a la falta de un propósito para el contenido escrito. Incluso cuando redactes textos largos, como un artículo, divídelo en segmentos más pequeños. Corta —o elimina— el contenido innecesario y sintetiza siempre que sea posible. Recuerda que tu contenido siempre debe ser fácil de digerir. El impacto visual es clave.

8. Utiliza la «pirámide invertida»

El contenido debe ser escrito para «skimmers». Con el propósito de llamar la atención del lector. Asegúrate de quién, qué, cuándo, dónde, cómo y por qué se aclaren cuanto antes en tu contenido. Los detalles menores deben venir luego de la idea principal.

9. Se personal

Escribe como si supieras quién es tu lector. Comparte tu opinión y toma una posición segura sobre el tema que estás tratando. A la gente le encanta leer contenido que es personal, creativo y apasionado. Claro, evita ser alguna especie de «diva» y deja a un lado tu ego.

 

¿Qué te ha parecido? Si crees que hace falta alguna práctica o necesitas ayuda con tu contenido digital, no dudes en contactarme.

9 fundamentos para redactar contenido que atraiga al consumidor online