En un artículo anterior comenté como el neuromarketing puede funcionar dentro de una estrategia de Inbound Marketing, pero también es cierto que el contenido es el 90% de la estrategia Inbound. Así que ahora en este artículo vamos a ver la forma de utilizar el neuromarketing para mejorar tu estrategia de marketing de contenidos.

Cuando buscamos mejorar nuestra estrategia de marketing de contenidos, muy probablemente no pensamos en la neurociencia. Sin embargo, a pesar de ser una disciplina académica, ofrece muchas ideas sobre cómo hacer marketing a un producto o servicio –ofrece tantas posibilidades que, de hecho, se ha convertido en un campo especializado–. Esto es lo que llamamos neuromarketing, es decir, cómo aprovechar la riqueza de información recopilada para medir las fluctuaciones eléctricas del cerebro e influenciar un compromiso positivo con los mensajes de marketing a tus visitantes y clientes potenciales.

Obviamente, las empresas no contratan a un neurocientífico para analizar la eficacia de sus estrategias de marketing de contenidos. Pero si lo piensas por un momento, hay varios tipos de retroalimentación, información y asesoramiento que podemos tomar de las encuestas de neuromarketing existentes. Estas encuestas pueden ayudarte a crear estrategias de marketing de contenidos más orientados a los resultados. Veamos entonces cómo mejorar nuestra estrategia de contenidos a partir del neuromarketing.

Mejorar la estrategia de marketing de contenidos con el neuromarketing

Las 3 formas más importantes de utilizar el neuromarketing para mejorar y refinar una estrategia de marketing de contenidos

1. Utiliza las emociones para despertar el cerebro

Los estudios dicen que nuestro cerebro trabaja a gran velocidad cuando somos estimulados por emociones poderosas e intensas. Si determinada emoción nos parece una experiencia positiva, nuestro cerebro nos despierta para poder disfrutar de los aspectos agradables de dicha experiencia. Pero, si la emoción que sentimos es negativa, nuestro cerebro también nos despierta. En este caso, dándonos activamente una manera de protegernos y aislarnos de esa experiencia negativa. Por lo tanto, el contenido que provoca emociones fuertes (positivas o negativas) juega un papel clave en la activación de nuestro cerebro, lo cual, a su vez, nos hace más propensos a absorber y retener el contenido que está frente a nosotros.

2. Apela a los instintos egoístas del cerebro

Sí, nuestro cerebro también puede reaccionar de forma egoísta. De hecho, fue un instinto de supervivencia que nos mantuvo vivos y nos ayudó a sentirnos bien con nosotros mismos. En este sentido, las piezas de marketing de contenidos que acarician el ego de los lectores y hacen que se sientan valiosos y con su propia condición emocional, física y mental, son más propensos a ser bien recibidos.

3. Alimenta el deseo de familiaridad del cerebro

La razón por la cual la marca es tan poderosa en el mundo del marketing es debido al deseo de nuestro cerebro de consistencia y comodidad en las interacciones que tiene con el mundo y las personas que lo rodean. Así que cuando reconocemos patrones y tendencias que nos son familiares, nuestro cerebro responde produciendo la dopamina neuroquímica, que es la llamada «hormona del placer». En el mundo del marketing de contenidos, estos patrones familiares incluyen las fuentes, imágenes, gráficos y opciones de color que podemos utilizar para producir contenido y provocar el disfrute en la audiencia.

¿Cómo hacer que tu contenido resalte donde quiera que aparezca?

Que el contenido sea familiar a la audiencia, es fundamental para que sea reconocible dondequiera que aparezca. Para lograr esto, hay algunas acciones que puedes realizar como:

  1. Utilizar el color vinculado a las emociones que deseas que tus lectores sientan al interactuar con tu sitio web.
  2. Usar fuentes tipográficas que ayuden a tus lectores a enfocarse en el mensaje en lugar del diseño.
  3. Distribuye tu contenido para que el usuario al realizar «el escaneo» pueda entenderlo fácilmente sin tener que leerlo por completo.
  4. Sugerir acciones a través de imágenes.
  5. Mostrar que eres creíble, así tus lectores confiarán en tu contenido y productos.
  6. Publicar contenido positivo para ganar a los lectores positivos.
  7. Ayudar a tus lectores a entender lo que no saben.
  8. Escribir títulos que inspiran y promueven la acción.

¿Qué te parecen éstas acciones? ¿Te parece útil incorporar el conocimiento del neuromarketing en tus acciones de mercadeo? Si necesitas ayuda con tu estrategia de marketing de contenidos no dudes en contactarme aquí hoy.

Neuromarketing: Cómo mejorar la estrategia de marketing de contenidos